Nos relajamos un momento.  Te propongo una herramienta sencilla para llegar a la paz y la gratitud

Mar, 31/03/2020 - 17:56
Bio Consejos

Por Maribel Saiz cayuela. Lda. ciencias biológicas. PGD dietética y nutrición. Profesora certificada de yoga sanador tibetano Lu Jong. Especialista en aromaterapia científica omsana.es

Te sorprenderá con que frecuencia nos estamos resistiendo a la vida.

Si te fijas, aunque sea solo por un momento, y centras tu atención en tu cuerpo, verás que seguro encontrarás diferentes puntos de tensión, opresión e incluso dolor…A veces es la mandíbula, la cervical, la zona lumbar, las rodillas, los hombros y la tensión se refleja también en nuestro rostro.

Pero, ¿de dónde viene toda esa tensión? ¿estamos luchando contra algo?, tal vez ¿estamos irritados por alguien?, ¿frustrados por algo?, estresados ​​o abrumados por todo lo que tenemos que hacer, o simplemente no nos gusta lo que sea que tengamos que afrontar, esto provoca una resistencia interior, a diferentes niveles de nuestra personalidad.  Si partimos de la base, de que la situación es dura, tanto como que no la hubiérmos podido ni imaginar, que tal si empezamos a pensar que sí, así es, pero quizás pueda servirnos para algo, entonces por qué no empezar por intentar identificar donde pongo yo esas resistencias.  

Es normal, que eso ocurra y nos cause infelicidad, sensación de ahogo, saturación, bloqueo u otros, e incluso aversión al momento presente. Nos sentimos en lucha con otras personas, con lo que no nos gusta, o con nosotros mismos, con lo que nos toca afrontar...en realidad podemos luchar contra tantas cosas, que podriamos hacer una lista interminable.

Entonces respirar, concederse un espacio para relajarnos y encontrarnos con el momento presente, puede ayudarnos a eliminar la tensión del cuerpo.

Os explico lo que a mí me sirve

  • Me prepar una infusión de tila y hierbaluisa y añado 7 gotas de Phytobiopôle Mix- num 1 RELAX me la tomo tranquilamente.
  • Luego añado un par de gotas de aceite esencial de madera de sándalo en la palma de mi mano, me llevo las manos al rostro e inhalo profundamente de 3 a 6 veces.
  • Observo dónde está la tensión en mi cuerpo en este momento.
  • Me dejo sentir la sensación, hasta que mágicamente aparece su origen (una persona, la situación, una relación, una emoción contenida…)
  • Entonces inhalo llevando hacia allí la respiración, y hago una pequeña retención, entonces suelto lentamente el aire y visualizo como se va, se elimina con la exhalación, así puedes repetirlo de 3 a 7 veces.
  • Ahora más consciente, redescubro mi actitud más relajada y serena.

Así puedo ir trabajando, cualquier tensión que aparece en mi cuerpo, haciéndome progresivamente más consciente, de cómo la resistencia que opongo a las situaciones afecta a mi salud.

Durante todo el día me voy repitiendo, las afirmaciones siguientes: “me relajo en la paz del momento presente “, “estoy bien, [email protected] y [email protected]

Esta práctica tan sencilla, puede ayudarnos a afrontar el día a día con menos tensión y más serenidad, también nos ayudará a mejorar nuestras relaciones con los demás, porque a veces hay que trabajar la resistencia que tiene que ver con ella, no es necesario comentar nada a la otra persona, la situación seguro mejorará si nosotros trabajamos y disolvemos nuestras resistencias, así poco a poco podemos abrir nuestro corazón y también abrimos el de los demás, ¿para qué luchar contra cómo son los demás?, no es mejor quizás abrirles nuestro corazón y comenzar a ver que ellos, están luchando igual que nosotros y al final deseamos todos lo mismo: ser felices.

Podemos también afrontar lo que nos toca vivir, no con resignación, ¿que tal si lo hacemos con una sonrisa?, podemos comenzar también a apreciar el espacio en el que vivimos, los valores y talentos de los demás, al final todo eso son regalos que nos da la vida. Cuando hacemos esto estamos entonces cambiado de nuestro modo lucha y resistencia al de la paz y la gratitud.

Maribel Saiz cayuela. Lda ciencias biológicas. PGD dietética y nutrición. Profesora certificada de yoga sanador tibetano Lu Jong. Especialista en aromaterpaia científica

Volver

Productos relacionados

Notícias relacionadas